domingo, octubre 15, 2006

Un lugar en el mundo


Este fin de semana vi otra vez la película Un lugar en el mundo. Supongo que casi todo el mundo la conoce o la ha visto. Si no, merece la pena verla. Cuenta la historia de una familia, un matrimonio y su hijo, gente idealista, que ha buscado por muchos años cuál es su sitio, su lugar en el mundo. ¿Quién no se ha hecho esta pregunta alguna vez? Supongo que ese deseo está presente en nuestras vidas, y de alguna manera nos mueve y nos dinamiza.
Qué alegría da cuando nos encontramos personas que nos hacen sentir, nos transmiten que ellas han encontrado su lugar, el modo de vida que les da sentido. No siempre va asociado a estar a gusto, a triunfar o el éxito, sino a algo más hondo. Me parece que es un sentir de fondo, suave y pacífico, pero que da fuerza, ánimo y alegría. Ahora me vienen a la memoria personas a las que he tenido la suerte de conocer y que están en su lugar en el mundo: y en todas ellas encuentro en común que lo principal en su vida no son ellos mismos, sino los demás: sus hijos, alumnos, pacientes, amigos... y desde el darse de una manera única cada uno han construido su vida, y son vidas que dan vida.
El padre, en la película, dice que uno sabe que ha encontrado su lugar en el mundo cuando no puede dejarlo. Creo que ese lugar existe para todos, no como un lugar físico necesariamente, sino como un modo de vida, una o algunas personas con quien compartir, a quienes servir. Busquemos nuestro lugar.

2 comentarios:

Vicino dijo...

Gracias por que me ayudas a sentirme en mi lugar!

Diana G. Revilla dijo...

En estos momentos en los que he tenido dudas sobre por donde quiero buscar "mi lugar en el mundo", gracias por animarme y aconsejarme. Besos y abrazos gratis (me ha dejado un poco de huella el video, ...)