lunes, octubre 06, 2008

Reflexiones


Este fin de semana estuve en un curso de espiritualidad ignaciana y compromiso socio-político. Cada vez estoy más seguro de que esta espiritualidad es la mía, mi modo de seguir a Jesús, y no deja de asombrarme que 4 siglos después de que Ignacio de Loyola la planteara, siga siendo tan actual.

Y lo que me gusta de Ignacio es que deja a la persona toda su libertad para que ella, viendo la realidad, sepa encontrar el rastro de la presencia de un Dios que habita en el mundo. Da unas herramientas, pero no soluciones. Y no tiene miedo a realidades como el dinero, el poder, la política o el pensamiento, que otras espiritualidades rehuyen. Aunque también reconozco que esto a veces es difícil. Porque uno se equivoca, se engaña y no se nos ahorra ni una pizca de realidad. Recuerdo que casi todos mis superiores cuando les planteaba alguna cuestión sobre algo que yo quería hacer me respondían que lo rezara e hiciera lo que creyese que sería un mayor servicio.

Hay gente que no quiere complicarse la vida, que prefiere que le digan lo que tienen que hacer. Los respeto. Pero también les digo que se están perdiendo lo mejor.

2 comentarios:

M.A.R. dijo...

Otra riqueza del tesoro compartido: la espiritualidad ignaciana ¡Me resulta apasionante vivir con ella! Y te agradezco infinito que le dediques unas líneas en tu blog.
El lunes más ¿no?

Catalina de Jesús dijo...

Hola Javier:
Hoy he entrado por primera vez en tu blog y me ha gustado mucho.Sé siente tu sinceridad y tu transparencia.Yo tenía un blog...bueno, fue una experiencia muy positiva, pero ya no existe, aunque sé que hay un blog de admiradores que volcó casi todas mis entradas.
Yo soy carmelita descalza...seglar.Pero mi mejor amiga en Cristo y mi Director son unos "locos por San Ignacio" y claro, me contagian y yo me dejo contagiar, porque una de las mayores bellezas de ese gran Misterio que es la Iglesia es la riqueza de carismas que suscita el Espiritu Santo...Él sabe lo que a a cada uno le ayuda más a ese "en todo amar y servir"...aunque a mi lo que me gusta es vivir ya dando Gloria sin cesar al que lo es TODO ya en mi vida...
Me ha dado mucha "envidia" tu entrada sobre los Ejercicios , porque yo estoy deseando hacerlos por primera vez.Bueno, mucho ánimo con el blog y me verás de vez en cuando por aquí.Soy Catalina, tengo 41 años y vivo en Madrid.Te ruego que ores por mi.