jueves, abril 03, 2008

Hay que parar

Llevaba mucho tiempo sin escribir por aquí. Realmente para escribir algo no necesito más de 10 minutos, aunque sea para escribir una cosilla regular. Bueno, esto es mentira. Porque lo que de verdad hace falta es tener algo que contar y cierta tranquilidad de espíritu. Y esto último es lo que me ha faltado. Ahora mismo estoy agobiado. Es la primera vez este curso que me pasa esto. Los compañeros me dicen que es lo normal el primer año de clases, que es “parte de la experiencia”, que me tenía que pasar, etc. Y es que siento que tengo más cosas que hacer, más demandas que tiempo y capacidad de trabajo. Como soy bastante terco y un poco chulillo me lo he estado negando, hasta que han aparecido síntomas inequívocos: como cuando me despierto por la mañana y lo primero que pienso es en volver a pillar la cama, cuando quedo en hacer algo y se me olvida (como poner unas notas de evaluación), estar más susceptible de la cuenta… Pues sí, estoy estresado.
Un estado así es el lugar perfecto para los demonios, donde se mezclan todos ellos. Que si vas a quedar mal, que no cumplo las expectativas, que va decir que eres tal o cual, etc. Y lo peor es que voy viendo que hago las cosas sin disfrutarlas, sin ver el sentido último que tienen. Así me cuesta más ver que es Señor mi razón última y empiezo a adueñarme de lo que no es mío. En fin, que hay que parar...

3 comentarios:

Macarena dijo...

un beso fuerte.yyyy fuera estress!!!!relax de espíritu!
gracias por tus consejos

Elisa dijo...

A estas alturas del cursos muchos andamos en las mismas condiciones. No es consuelo, pero sí compañía, comprensión, sintonía...
¡¡¡¡A fluir!!!!! recordando que cada momento tiene su actividad y cada actividad su momento. Besos

Anónimo dijo...

Hola Javi, creo que estás sufriendo, como muchos/as ¡me incluyo! la gripe de los docentes, el estrés: sus síntomas son, como describes, agotamiento, falta de sueño reparador, despistes varios, actas que desaparecen... Bienvenido al club... Tras ocho años lidiando con universitarios, este año tengo 350 alumnos aún sigo siendo terca y dejando al mal espíritu que se cuele...
Sin embargo, si lees mi blog de hoy:
www.elvuelodevolvoreta.blogspot.com
por días como hoy... sigo teniendo fuerza para levantarme, aunque sea para dar tres horas de clase seguidas de 8'30 a 11'30 de la mañana...
Animo y tranquilo, ¡pasa, todo pasa!
mariajo